La Escuela Nacional de Cine (ENC) y la Librería Lugar Común invitan al evento ENConversa: El sonido en el cine venezolano, que tendrá como exponentes a Mario Nazoa, Orlando Andersen y Gustavo González.

El sonido sincronizado fue incorporado por primera vez a los largometrajes de Hollywood en 1927, en El cantante de jazz (The Jazz Singer), y ha estado presente en el cine venezolano desde 1938, en el cortometraje Taboga, dirigido por Rafael Rivero, con La Venus de nácar (1932) de Efraín Gómez como primer antecedente, por lo que respecta a la incorporación de banda sonora al filme. Sin embargo, el cine sigue siendo considerado un arte esencialmente visual, y es poco lo que se comenta del sonido en comparación con las actuaciones, las historias, la fotografía y el montaje. En los últimos años, además, han ocurrido cambios trascendentales en el sonido del cine, como la adopción de los sistemas Dolby Digital y DTS en 1992 y 1993, respectivamente, y más recientemente el Dolby Surround 7.1, Auro 11.1 y Dolby Atmos. Para tratar los temas de cómo y por qué estas tecnologías han sido adoptadas o no en Venezuela, las posibilidades expresivas que ofrece el sonido en la actualidad y las perspectivas de trabajar la banda sonora en las circunstancias económicas del país, la Escuela Nacional de Cine invitó a tres destacadas personalidades de esta actividad en el cine nacional.

Mario Nazoa.-
Sonidista y montajista, profesor de la ENC. Ha trabajado en el sonido de más de 40 películas en Venezuela y el extranjero, a lo largo de más de cuatro décadas. Entre esos filmes está Jericó (1990), así como otros dirigidos por Luis Alberto Lamata. También La distancia más larga (2013), de Claudia Pinto; El malquerido (2015), de Diego Rísquez y la coproducción cubano-venezolana El acompañante (2015), de Pavel Giroud.

Orlando Andersen.-
Gerente de sonido de Bolívar Films desde 1982. Ha trabajado en numerosas películas venezolanas, entre las que están El Caracazo (2005), y otros filmes de Román Chalbaud, así como De mujer a mujer (1986), de Mauricio Walerstein; Roraima (1992), de Carlos Oteyza y Libertador Morales, el justiciero (2009), de Efterpi Charalambidis.

Gustavo González.-
Gerente y socio de 360 Studio y Taurus Studio. Fue profesor de la ENC. Ha trabajado en filmes venezolanos como El chico que miente (2011), de Marité Ugás; Er relajo der loro (2012) de John Petrizzelli; Dauna, lo que lleva el río (2014) de Mario Crespo y El malquerido.

………………

Jueves 26 de mayo de 2016, 6:30 p.m.

Librería Lugar Común, Edif. Humboldt, PB.,

Av. Del Ávila con Av. Francisco de Miranda, Altamira Sur, Caracas.

Entrada libre.

_________________________